¿Estás cuidando de vos y de los tuyos como se debe? Hoy en día, a pesar de los avances tecnológicos en materia de protecciones para nuestros equipos, el concepto de seguridad eléctrica es algo que pareciera no estar del todo claro, tanto para de instalaciones ya hechas, que están en marcha o por comenzar.

Si bien existen reglamentaciones para habilitar finales de obra donde se debería cubrir este aspecto, lamentablemente ninguno de los relevamientos que se hacen chequea cada uno y todos los dispositivos de la instalación. Por lo tanto, gran parte de las veces, los materiales eléctricos elegidos son de mala calidad o inadecuados.

A veces por desconocimiento y otras por limitaciones presupuestarias se compra de manera equivocada, lo que después nos trae verdaderos dolores de cabeza.

Tomas fundidas, falsos contactos, térmicas que no saltan nunca o siempre sin motivo

Estos son solo algunos de los síntomas de instalaciones defectuosas, sobrecargadas y/o mal hechas que atentan directamente a nuestras vidas y de quienes nos rodean.

Una manera de reducir al máximo estos inconvenientes antes de que se transformen en problemas es informarse, saber con quién y sobre todo con alguien de confianza. Por eso, esta vez ROKER te brinda una serie de simples pero efectivas pautas que pueden ayudarte a lograr una instalación eléctrica mucho más segura. 

CONOCER BIEN QUÉ VOY A PROTEGER

Antes de pensar en presupuestos, es de principal importancia conocer la carga eléctrica en vatios ([W]) y el tipo de equipos que tendrán que soportar los diferentes dispositivos de protección que utilizaremos. Existen muchas tablas de cálculo que se pueden encontrar por la web y normas que nos permiten conocer cuánta potencia instalada tenemos, pero sobre todo el nivel de corriente máxima en amperes ([A]), primordial para la selección de las protecciones.

Sin ir más lejos, estas son preguntas iniciales que deberías hacerte si o si:

  • ¿Instalación domiciliaria, comercial o industrial?

  • ¿Tengo equipos de ciclo pesado? ¿motores, aires acondicionados, etc.…?

  • La cantidad de potencia ¿amerita monofásica o trifásica?

A partir de aquí surgirán muchas otras, citaremos algunos ejemplos interesantes:

¿Interruptor termomagnético, diferencial o ambos?

Salvo casos especiales y aunque en ocasiones esto no se cumpla, toda instalación debería contar con ambas protecciones. Cada uno de estos elementos son necesarios y complementarios. Un amplio catálogo de éstos puede encontrarse aquí. Recordar: Un interruptor termomagnético protege los equipos y la instalación, mientras que un interruptor diferencial protege a las personas.

Copy of Copy of TEMPLATE_BP_1206x635px (1)

Bien, termomagnéticas ¿qué es 4,5 [kA] de poder de corte? ¿esto es mejor que 3 [kA]?

Cuando se produce un cortocircuito en la instalación, la intensidad de la corriente en amperes ([A]) que atraviesa el interruptor termomagnético es muy alta. Su valor depende de cuán lejos estemos de la planta generadora de electricidad. Pero la realidad es que éste es un dato poco conocido para el instalador y/o el usuario final.

Lo normal es que el interruptor actúe abriendo el circuito, pero si el poder de corte en [kA] es más bajo que la corriente antes mencionada, éste sufrirá deformaciones que lo dejarán inútil y habrá que cambiarlo para volver a restituir el servicio.

Una buena opción es trabajar con llaves de poder de corte superior. ROKER ofrece dispositivos con poder de ruptura en el orden de 4,5 [kA] y 6 [kA] en sus llaves diferenciales asegurando mayor robustez eléctrica y mecánica. Esto junto a la cantidad de operaciones que asegura el fabricante nos da una idea de la durabilidad del producto, pero sobre todo mayor operabilidad y menos preocupaciones.

El siguiente gráfico muestra como ejemplo las características de un producto ROKER

bpextra 2

¿Cuándo elegir interruptores termomagnéticos de curva de disparo tipo C?

Copy of bpextra 2

Es importante primero entender que es una curva de disparo, la cual está compuesta por dos partes: una curva de sobrecargas y una curva de cortocircuitos. Por lo tanto, ambas características definen el comportamiento completo de la llave.

Una llave con curva tipo C actuará para sobrecargas de entre el 13% y 44% de la corriente nominal In mientras que frente a un cortocircuito actuará cuando la corriente aumente entre unas 5 y 10 veces. El fabricante asegura una zona de actuación delimitada por un mínimo y un máximo como se ve en la figura 1.

La curva de disparo C es más que apta para el gran porcentaje de aplicaciones: instalaciones domiciliarias de pequeña, mediana y gran escala, arranque de motores domésticos e industriales medianos, protección de cables, etc. Solo en casos contados deberían considerarse otras curvas especiales.

De la misma manera que se mostró hasta aquí, hacerse todas las preguntas posibles, así como conocer las características de los productos que vamos a adquirir debería ser casi una obligación y no tomar esto como una pérdida de tiempo.

PENSAR EN EL DíA DE MAÑANA

Vale un ejemplo cotidiano más que mil palabras: Imaginemos que tenemos un quiosco  que está funcionando muy bien y pensamos acondicionarlo. Compramos algunos aires acondicionados, pero la instalación eléctrica no está preparada para soportar dicha carga. Entonces, en ese momento en que tenemos que cerrar el negocio por unos días, para llamar a un técnico calificado perdemos tiempo, pero sobre todo ganancias.

Todo esto debe pensarse en el momento que recibimos, alquilamos o proyectamos el local. Aparte de pintar las paredes y asegurar las aberturas, es aconsejable hacer una revisión de la instalación eléctrica. Suponer al menos un margen del 20% extra en potencia eléctrica no es una exageración, permitiendo que la instalación no trabaje al límite o simplemente tener una tolerancia para futuras modificaciones.

Pero no termina ahí, deberíamos también redimensionar las tomas, interruptores termomagnéticos y diferenciales adecuadamente, eligiendo el modelo de acuerdo con las especificaciones técnicas ROKER.

y si sobredimensiono “un poquito” toda la instalación, ¿estoy cubierto?

Claramente NO si no sabemos bien cómo, y basta un ejemplo para entenderlo: Una termomagnética sobredimensionada podría no actuar, una de menor calibre podría abrir con cualquier pico de arranque.

He aquí entonces la importancia de algún criterio antes de poner manos a la obra. Existen sobrada cantidad de normas que pueden ayudarnos a acertar qué es lo más conveniente.

Por otro lado, no en todos los casos es posible modificar una instalación previa. Por ejemplo, si es necesaria una derivación en un local alquilado, procura siempre instalar una línea de paso y cajas externas para evitar invadir la instalación del dueño.

Entonces, ¿al aire acondicionado le pongo su propia térmica? ¿hago una derivación?

En la actualidad, los equipos de aire acondicionado más chicos (2200 frigorías) traen toma de 10 [A] por lo que con una extensión con cablecanal ROKER, una caja plástica para el menos dos módulos DIN y un interruptor termomagnético ROKER adecuado estás protegido.

Copy of Copy of TEMPLATE_BP_1206x635px (2)

Para cubrir todos los casos, en ROKER ofrecemos una amplia gama de interruptores termomagnéticos y diferenciales para distintas configuraciones y características.

COMPRAR BIEN ES INVERTIR…

… escatimar es malgastar. Por eso buscar precio sobre calidad en estos casos nunca es buena idea.

Entonces, cuál compro ¿la más barata o la más cara?

Ninguna, la que mayor seguridad y confianza te brinde. ROKER ofrece productos certificados por normas ISO 9001:2008 e IEC 60898-1 (IRAM 2169) asegurando la calidad de tu instalación, así como su correcto funcionamiento.

A fines de tener una guía, se pueden mencionar varias pautas que denotan que un producto destila buena calidad:

Considere siempre guiarse por la palabra de un instalador o técnico calificado.

FORJAR CONFIANZA CON UNA MARCA

Una buena marca no es solo una combinación bonita de letras y colores. Es una insignia, un aval, un signo de tranquilidad en que nos llevamos calidad. La importancia de elegir una buena marca para nuestros proyectos eléctricos en todas las escalas es tan importante como seleccionar bien los materiales eléctricos que se adquirirán.

Así como toda buena relación entre pares se basa en la confianza, el vínculo vendedor-comprador funciona exactamente igual. Una marca incompetente genera un vínculo que pronto se rompe ni bien el comprador concreta su compra.

Copy of Copy of TEMPLATE_BP_1206x635px (9)

En cambio, cada vez que alguien elige una marca competente se forja un vínculo que funciona como un círculo favorable en el que ambos salen beneficiados:

  • el comprador se llevará siempre lo que necesite, y no lo que le quieran vender.

  • el vendedor gana un cliente, alguien de confianza que elegirá una y otra vez la marca.

¿Y si mi marca predilecta tiene algún faltante de mi lista de materiales?

Se debe considerar que esperar por materiales que no llegan es mucho menos impactante que correr a elegir otra marca para evitar contratiempos. A la larga los beneficios son mucho mayores.

En conclusión, cada una de estas simples pautas deberían ser repasadas en cualquier caso para alcanzar un proyecto eléctrico exitoso y sobre todo seguro.

 

 

New call-to-action

Tema: negocio, digital, consejos, ROKER, Electricidad, Seguridad

Roker

Escrito por Roker