No todos los dueños o gerentes de negocios son conscientes del enorme peso que la imagen de su empresa puede tener sobre sus ventas. No importa si apenas estás comenzando o llevas 10 años en el mercado, la forma en la que te perciben los demás puede hacer la diferencia.

Es importante que te encargues de moldear la imagen de tu negocio para atraer a potenciales nuevos clientes, mientras mantenés satisfechos a los que ya tienes.

Descubrí nuestra amplia gama de productos y descargá nuestro catálogo

La idea es crear una imagen que comunique los valores de tu empresa desde un principio, y que se mantenga desde el momento en el que llamen por primera vez a la tienda hasta después de haber realizado la compra.

Resulta esencial, entonces, comprender no solo por qué es importante crear una buena imagen, sino también cómo lograrlo. 

Los componentes de una buena imagen empresarial

servicio al cliente

Una imagen está compuesta de diferentes variables. Podés dividirla en dos importantes: lo que el público ve y lo que el público intuye.

Lo que el público ve es tu logo, página de Internet, redes sociales, publicidad, el espacio físico de tu negocio, etc. Son todas esas pequeñas cosas en las que pensás primero cuando vas a abrir un negocio.

La verdadera magia está en lo que el público intuye, esos elementos que no todo el mundo detalla, pero que aún así son percibidos. Aquí entra la experiencia de compra, el servicio al cliente o el ambiente laboral, por poner algunos ejemplos. 

El enfoque debe estar en la calidad de tu servicio y la satisfacción de tus clientes. A las personas les gusta comprarle a negocios o marcas que sean de su agrado y que les despierten confianza.

Tené siempre presente que un negocio no es solo los productos que vende, sino también sus formas de hacer las cosas. Es importante que tengas ambos elementos en cuenta para mantener la imagen de tu tienda en alto.

 

Por qué lo que vendes importa

Cliente feliz

Decidir colocar tal o cual mercancía en tu stock puede influir en la imagen que las personas se hagan de tu tienda. Elegir los productos que vas a vender en el negocio no es una decisión que se debe tomar a la ligera.

Pensá en tus productos como en tu carta de presentación, es de las primeras cosas en las que las personas se fijan.

Cada marca es diferente y las que decidas mostrar en tu negocio ayudaran a las personas a entender tu filosofía como tienda, afectando entonces la forma en que te perciben.

En el mercado existen empresas que elaboran productos de diferentes calidades y diferentes precios. Todo buen comerciante se preocupa por vender la mayor cantidad posible, muchos caen en el error de pensar que a menor precio mayores ventas.

Cliente satisfecho

No debés tenerle miedo a adquirir artículos un poco más caros, pero que a la larga son la mejor opción para ti y para tus clientes. 

Saber reconocer cuándo es importante priorizar la calidad sobre el precio se convertirá en el valor agregado de tu tienda. 

Después de todo, lo que vendés en tu tienda debería representar las virtudes que tiene tu negocio. Un producto de mayor calidad implica mejores materiales, mayor atención a los detalles, una mejor ética de trabajo, genera confianza en el cliente, tiene un mejor desempeño, entre otras cosas.

Al final del día, tus clientes asociaran la calidad del producto que vendés con la de tu negocio. Esto genera una mayor lealtad y compromiso por parte de los consumidores, quienes toman en cuenta el interés de la tienda en conocer y satisfacer sus necesidades.

ESTOS SON LOS BENEFICIOS DE SATISFACER LAS NECESIDADES DE TUS CLIENTES

una buena compra equivale a un cliente feli

Las personas vuelven a los lugares donde se sintieron cómodos y bien atendidos. La forma más eficaz de atraer más clientes y de mantener a los que ya tenés es generar experiencias positivas y consistentes para las personas.

El mercado cada día es más competitivo: conseguir un elemento diferenciador es vital para destacar de la competencia y lograr el éxito.

Estas son algunas de las razones por las cuales tener una buena imagen en tu negocio es beneficioso:

  • Un cliente feliz puede implicar más dinero. Una tienda que solo genere experiencias positivas en los consumidores genera lealtad. Las personas que prefieran a tu establecimiento por encima del resto, son clientes frecuentes y valiosos. Son aquellos te generarán un ingreso importante a través de sus compras frecuentes producidas por la fidelidad hacia tu negocio. 
  • Los clientes que no están satisfechos representan un costo mayor. Esto ocurre porque solucionar los problemas de la clientela que no está contenta implica una atención prolongada y con más detalle. De esta forma, están quitándote a vos o a tus empleados tiempo valioso que podrían estar usando en algo más productivo para la tienda. Asimismo, que una persona devuelva un producto o solicite un reembolso representa, en la mayoría de los casos, un costo para el negocio.

Mante a tus clientes felices

  • Los clientes felices son la mejor fuente de publicidad. Puede que tengas un presupuesto enorme para publicidad, carteles en todas las calles e incluso alguno que otro comercial en televisión. Pero lo cierto es que nada sustituye el poder de la recomendación boca a boca. Un cliente es, por sobre todas las cosas, una potencial voz legítima en favor de tu negocio. 
  • Los clientes insatisfechos no tienen miedo a compartir su opiniónAsí como un cliente feliz puede ser tu mejor publicidad, uno insatisfecho puede afectar tu reputación. Especialmente en el mundo digital en el que vivimos, donde las personas están cada vez más conectadas. Tienen el poder de compartir sus malas experiencias con todo el Internet y, en una sociedad donde todos vivimos en línea, lo que el ciberespacio opine de tu negocio es importante.

 

La satisfacción de tus clientes se logra con calidad tanto en el servicio como en los productos. Debes tener muy en claro que es él quien decide si sus expectativas fueron cumplidas o no.

Recordá que no solo estas vendiendo un artículo, ofrecés una experiencia a través de los productos que están a la venta. 

ofrecé productos de calidad

Encargate de contar con productos de primera en tu espacio de trabajo. No le vendas al otro un producto que jamás comprarías para tu propio lugar.

Al final del día, lo que realmente importa es que el cliente se vaya de tu negocio con una sonrisa en el rostro y ganas de volver a comprar allí. 

¿Qué mejor manera de lograr este objetivo que ofreciéndoles productos de primera calidad? Roker pone en el mercado productos hechos con todas las consideraciones para dejar en alto el nombre de cualquier tienda que los venda.

Estamos diseñando, fabricando e innovando constantemente para hacer el mejor producto posible. Sabemos que las buenas relaciones laborales tienen su base en la confianza de que el otro está haciendo un excelente trabajo.

Por este motivo, contamos con un servicio de acompañamiento para quienes compran Roker. Queremos que nuestros valores se vean reflejados en nuestros productos. Pero, especialmente, en nuestros clientes y sus usuarios.

Queremos que sigas creciendo junto a nosotros, por eso te invitamos a que descargues nuestro catálogo y descubras la amplia gama de productos que tenemos para vos.

 

New call-to-action

Tema: negocio, consejos, rocker

Roker

Escrito por Roker